Mi?rcoles, 20 de mayo de 2009

Por fin. Llevaba más de cinco años esperándolo. Patrick Wolf, un personaje excéntrico imbuido de la bendita locura de la que gozan los genios, lo logrado de una vez por todas. Ha tenido que ser con su cuarto disco cuando ha brindado la obra maestra que ya algunos hace mucho tiempo intuíamos que era capaz de dar.

 

Desde que oí Wolf song, su gran tema del álbum del debut Lycantrpohy quedé bastante embelesado con su talento compositivo. Siempre creí que podía dar mucho más de sí. Wind and wires confimró las expectativas del disco de debut, mientras que The magic position quizá había dado sus canciones más comerciales.

 

Ahora ha dado el último salto. Aunque siga siendo coto de los ambientes indies, el nuevo disco es su trabajo más redondo, uno de los LP imprescindibles de la temporada, The bachelor (con ese nombre solo pueden salir obras maestras) . Y sobre todo, con esta absoluta maravilla que uno no puede dejar dejar de escuchar una y otra vez. Damaris (la calidad del video no es muy buena pero es lo que hay).

 

 

 


Tags: Música, Patrick Wolf.

Publicado por inthemood4love @ 20:20
Comentarios (1)  | Enviar